Home » Levante de la Estrella: La Tercera Expedición (Yah y los Cadetes del Espacio #3) by Jake Taylor
Levante de la Estrella: La Tercera Expedición (Yah y los Cadetes del Espacio #3) Jake  Taylor

Levante de la Estrella: La Tercera Expedición (Yah y los Cadetes del Espacio #3)

Jake Taylor

Published
ISBN :
Kindle Edition
Enter the sum

 About the Book 

A los cadetes los multan por exceso de velocidad, por remolcar naves espaciales averiadas y por rehusarse a pagar un peaje en la profundidad espacial. «¡Ridículo!» dice el juez Purrik quien desecha esos cargos. Por otro lado, el juez quiere saberMoreA los cadetes los multan por exceso de velocidad, por remolcar naves espaciales averiadas y por rehusarse a pagar un peaje en la profundidad espacial. «¡Ridículo!» dice el juez Purrik quien desecha esos cargos. Por otro lado, el juez quiere saber cómo fue que Alf, estando solo, logró luchar durante cinco días sin descanso y matar 215 lutinos (criaturas enormes y crueles, similares a las hienas). Además, quiere saber quién disparó los Milaceptores, y quién puso los dispositivos de rastreo microscópicos en las ‘boletas de infracción de tránsito’ que les dio la coronel Erlakee. Finalmente, quiere escuchar el cargo en contra de los tenientes coroneles Yalert y Dirah sobre un Ataque no Provocado en el Espacio Profundo, y el de Tortura cometida contra ellos por Yah y la comandante d’Nor. Pero, de pronto e inesperadamente, la reina Mella Kreffa retira las acusaciones siempre que el Imperio de Annur haga lo mismo. La gran pregunta es: ¿Por qué?Una vez que comienza la expedición, los cadetes continúan obteniendo poderes extraños: por ejemplo, pueden asir el alma de un ser viviente y esparcirla. ¿¡Qué tipo de poder es este!? A pesar de sus muchos poderes y dones, a nueve de los doce cadetes los capturan en el hermoso planeta Cristal.Más adelante, reciben el don que les permite flotar el alma- algo que «no es como la levitación, ni como el vuelo, más bien es como un ascenso sin esfuerzo, como si uno se transformara en brisas y sonidos».En camino a AquaTerra, visitan el planeta Nirrat para probar sus poderes. Después, descubren dos montañas hechas de diamante que van flotando solas por el espacio. Las reclaman como propiedad a nombre del Imperio pero de inmediato se las disputa la capitana Lusada (una Tamort) quien las reclama a nombre de la reina Mella- esto lo logra con la ayuda de la coronel Erlakee (una Herptile).Con todos estos sucesos, ¿triunfarán los cadetes en la preparación de AcuaTerra para una civilización futura?Sigue leyendo las increíbles aventuras de los cadetes en el tercer volumen de la serie: «Yah y los Cadetes del Espacio / Levante de la Estrella / La Tercera Expedición»